Bienvenido

Esta bitácora tiene como objetivo compartir algunas ideas, noticias y datos que considero interesantes en conexión con el ámbito económico, social y político.
Son bienvenidos todo tipo de comentarios, críticas y sugerencias para mejorar este espacio.
Toda expresión la emito bajo mi entera responsabilidad y en nada compromete a las organizaciones o personas con las que estoy ligado.
"LA CRÍTICA NO HA QUITADO LAS FLORES IMAGINARIAS DE LAS CADENAS PARA QUE EL HOMBRE SOPORTE A ESTAS ÚLTIMAS SIN FANTASÍAS NI CONSUELO, SINO PARA QUE SE DESPOJE DE ELLAS Y RECOJA LA FLOR VIVA".

-Irving Zeitlin

7 de mayo de 2012

Comentarios al debate de candidatos a la presidencia

El domingo 6 de mayo se llevó a cabo el debatido debate. Ensalzado por la desafortunada expresión de mercantilista desprecio de Ricardo Salinas Pliego, el debate organiazdo por el IFE tuvo animada promoción en las redes sociales, entre una ciudadanía ávida de discusión e información. Una buena parte de la sociedad, más allá de mediciones de audiencia, se dedicó a observar las propuestas de los candidatos. Empero, cabe la duda de si realmente fue un debate. Expongo algunas consideraciones. En primer término, no puede soslayarse que el formato del debate fue sumamente acartonado. Rígido, sin juego de cámaras y con un tiempo acotado que cortó la palabra a los candidatos, ese no hace que sea atractivo al espectador ordinario. A pesar de ello, hubo ocasión para que cada uno de los candidatos presentara su mensaje, que resumo de la siguiente forma:
1) Andrés Manuel López Obrador tocó aspectos de fondo al inicio, al denunciar a la coalición dominante que centraliza el poder en el PRI-PAN y los poderes fácticos, como las televisoras. Empero, tras ese inicio contundente, se enfrascó en el tema, lo que hizo que soslayara la posibilidad de desarrollar los temas que se le presentaban, para aglutinarlos en la "mafia" que ha denunciado desde hace tiempo. Dejó, por ello, pasar la oportunidad para destacar que es el único que ha cuestionado desde hace diez años al modelo económico neoliberal, cosa que ahora es moneda común de neoliberales confesos como los representantes del PRI, PAN y el partido de Elba Esther. En ese tono, López Obrador desperdició varias ocasiones para ensalzar que es el único que ha propuesto gabinete, compuesto por gente de reconocida trayectoria sobre todo académica y con legitimidad política, por cierto, alejado de la cúpula perredista. Sacó hasta el final su as bajo la manga, que es parte fundamental de su capital político, y omitió el baño de sangre que ha cometido Calderón contra tantas familias inocentes en su obcecación por legitimarse a través del miedo. Andrés Manuel López Obrador debe aprender a manejarse mejor en formatos rígidos como este.
2) Enrique Peña Nieto hizo gala de cinismo, evadió los temas de fondo, y le ayudó la pugna con Vázquez. A pesar de sus clases de actuación en Televisa, no dejó de estar acartonado y sobreactuado al mismo tiempo. Se puso de forma artificial en el papel de víctima, protestando que sólo recibía ataques, le vino como anillo al dedo, porque, por estar acusando de hostigamiento "no tuvo tiempo para responder las preguntas". Se puso en el rol de partido en el gobierno, en lugar de asumirse como partido opositor, por lo que ocupó el lugar destinado al PAN. En su reiterada defensa, justificó la nulidad de planteamientos claros, que no escaparon de "compromisos" muy vagos. El PRI nunca cambiará, es la conclusión.
3) Josefina Vázquez Mota resultó monotemática en su intención por desnudar a Peña. Propuestas de ocurrencias vanas, y apostándole al espectador poco informado. Repetición de sus frases simplistas de campaña, e incapaz para justificar su ausentismo de la cámara. Llama la atención su contradicción fundamental: vende la continuidad panista, a la vez que quiere machacar ser "diferente"; lo que desnuda el fiasco del panismo en estos dos años. Lamentable su posición sentimentaloide de madre protectora. Gris, como de costumbre.
4) Gabriel Quadri fue sin duda el más cómico (y no me refiero a las miradas lascivas que le dirigió a la voluptuosa edecán). Urgido de atención, le echó lodo a Andrés Manuel López Obrador, queriendo hacerse el intelectual con retruécanos basados en su falso desmarque de la clase política: Quadri es un político. Pero sus propuestas "pirrurris" extraídas del manual del ITAM, ya están muy conocidas por su ineficacia e irresponsabilidad. Apelar a las "reformas estructurales que México necesita" no es innovador; por el contrario, ha sido la cantaleta neoliberal desde hace veinte años, y ha fracasado en países como Argentina. En ese tono, es ridícula su crítica al segundo piso, que seguramente él usa, pero que también usamos los asalariados que tenemos un auto y que ni por asomo somos millonarios; y este supuesto "intelectual" ignora que una gasolina barata no sólo ayuda a los ricos, sino que también el transporte público se mueven con ese energético; por lo que una gasolina accesible será bienvenida por ricos y pobres, camioneros, taxistas y microbuseros, así como por gente sin auto pero que verá reflejado ese ahorro en sus bolsillos. Fue muy chusco su reclamo a los soliloquios, cuando el único soliloquio fue el suyo: "¡pélenme!". Pero en el espectáculo de Quadri hay un riesgo, empero: el televidente cándido, propenso a la distracción, creerá que sus propuestas fueron inteligentes, y el riesgo está en fortalecer al partido de la inefable Elba Esther Gordillo. El saldo del debate. A mi parecer, sin brillo pero López Obrador fue el ganador en el debate, porque supo enfatizar su objetivo: informar y desnudar los intereses facciosos que detentan el poder, y que subordinan a los poderes políticos formales. No es detalle menor, por más que se le haya pasado a las mayorías, hundidas en la frivolidad. Peña salió cuestionado, y los intentos de Quadri por distraer la atención y defender tácitamente al abanderado del partido original de su patrona, la Gordillo, no fueron netamente efectivos. Vázquez resultó insípida, y seguramente los pocos seguidores que tenía se menguarán, al ver que sus recursos políticos y capacidad de acción espontánea son limitadísimos. Quadri... sólo me surge una duda: ¿en qué momento va a declinar a favor de Peña?
Con base en lo anterior, la disputa por la presidencia se centra en dos candidatos: Enrique Peña Nieto, el ariete de los poderes fácticos y de lo más anquilosado de la clase política, y Andrés Manuel López Obrador, cuyo activo político principal no está en él sino de forma infdirecta, por la formidable capacidad de coordinación en su equipo de trabajo. Al final, Quadri está para conservar el registro de Elba Esther Gordillo, y declinará por Peña. De ahí que sea importante la decisión que tomen los que pensaban votar por Vázquez Mota.
El debate fue un buen ejercicio, creo que debe perfeccionarse para que realmente se vaya al fondo de los temas en ejercicios ulteriores, y no se derive en tantas divagaciones y descalificaciones, que tanto irritan al público en general.

2 comentarios:

  1. Prof. Muy buena su apreciación, al final puso "baya" en vez de vaya, saludos.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Seguidores

Buscar este blog