Bienvenido

Esta bitácora tiene como objetivo compartir algunas ideas, noticias y datos que considero interesantes en conexión con el ámbito económico, social y político.
Son bienvenidos todo tipo de comentarios, críticas y sugerencias para mejorar este espacio.
Toda expresión la emito bajo mi entera responsabilidad y en nada compromete a las organizaciones o personas con las que estoy ligado.
"LA CRÍTICA NO HA QUITADO LAS FLORES IMAGINARIAS DE LAS CADENAS PARA QUE EL HOMBRE SOPORTE A ESTAS ÚLTIMAS SIN FANTASÍAS NI CONSUELO, SINO PARA QUE SE DESPOJE DE ELLAS Y RECOJA LA FLOR VIVA".

-Irving Zeitlin

2 de diciembre de 2009

Un juanete en el DF

Recién he terminado la faena clásica de fin de semestre, que consiste en la combinación frenética pero estimulante, tensa pero dinámica de presentar la evaluación semestral en el doctorado, así como las calificaciones a los grupos que tengo a mi cargo. Ya sin la presión de los tiempos, aprovecho la ocasión para comentar algunos puntos de la coyuntura frívola pero reveladora de nuestra política nacional.
En primer término, me refiero al tema "juanito", así con minúsculas, ya que el personaje no da la talla para algo más. El señor Acosta, alias "juanito", es una muestra de la descomposición de la política nacional. Es fruto de un proceso enturbiado por la participación del Tribunal electoral del Distrito Federal en las disputas mezquinas a las que nos tiene acostumbrados el PRD, que, lejos de sostenerse como opción de izquierda y progresismo, ha degenerado en la búsqueda por posiciones de poder en medio de la lógica patrimonialista del mismo. Así, pues, "juanito" fue la válvula de escape para sacar adelante la candidatura de Clara Brugada frente al impedimento legal impuesto por el Tribunal. La salida fue una rebuscada y tenebrosa terciarización de Acosta, quien supuestamente ganaría con base en el apoyo que tenía la candidatura de Brugada, animada particularmente por el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador. La gente que mayoritariamente votaría en Iztapalapa por Brugada, se vio en la "curiosa" situación de tener que hacer ganar a Brugada votando por Acosta, para vencer a Oliva, quien se "apropió" de la boleta con el nombre de Brugada. ¿Kafkiano? ...Creo que hemos rebasado ese plano.
El señor Acosta protestó ante una muchedumbre hacer valer su palabra y renunciar una vez ganada la delegación. Así lo hizo pero tras una fuerte presión y en medio de amagos por pisotear la poca credibilidad que alguna vez pudo tener este sujeto. En la ceremonia de protesta al cargo, se dio su ridícula manifestación en contra de su otrora partido, el del Trabajo, con la tristemente risueña expresión de "muera el PRD...el P... PT traidor".
El señor Acosta, luego de 59 días de licencia, entró a la delegación por la ventana, como un ladrón, y se enquistó en un puesto que, en sesncia no le pertenece, por más que jurídicamente le sea propio. Es un problema de ilegitimidad de origen, cuando López Obrador cometió el error de confiar en un tipo sacado de la nada, sin preparación, sin ideas, y que, subido en el tabiquito de la atención de las televisoras y el panismo defeño, se siente importante. Pobre tipo.
El problema de fondo es que ni Acosta ni Brugada tienen la legitimidad para permanecer en la delegación, por lo que debiera esperarse una expresión de prudencia y madurez política de la Asamblea de Representantes en el DF, y lograr una solución definitiva, al margen de la rapacidad de Brugada, de la estupidez de Acosta, y de la mezquindad panista, la mano detrás de Acosta. Triste panorama el que nos ofrece una clase polítca que no exige preparación sino componendas e intereses frívolos para formar sus cuadros, Acosta adolece del "mal de Zavaleta", Ruth, aquella que se dejó agarrar la pierna (políticamente hablando, que conste), y ahora Acosta se deja hacer de todo por tan aviesos sujetos del PAN como Federico Doring y Mariana Gómez. Qué pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Seguidores

Buscar este blog