Bienvenido

Esta bitácora tiene como objetivo compartir algunas ideas, noticias y datos que considero interesantes en conexión con el ámbito económico, social y político.
Son bienvenidos todo tipo de comentarios, críticas y sugerencias para mejorar este espacio.
Toda expresión la emito bajo mi entera responsabilidad y en nada compromete a las organizaciones o personas con las que estoy ligado.
"LA CRÍTICA NO HA QUITADO LAS FLORES IMAGINARIAS DE LAS CADENAS PARA QUE EL HOMBRE SOPORTE A ESTAS ÚLTIMAS SIN FANTASÍAS NI CONSUELO, SINO PARA QUE SE DESPOJE DE ELLAS Y RECOJA LA FLOR VIVA".

-Irving Zeitlin

19 de mayo de 2009

23 de abril, día internacional del libro


Fiel, silencioso, solidario, incorrompible: un libro. Este 23 de abril se celebra su día internacional, pero como todas las demás fechas que ensalzan a alguien o algo (la madre, el amor, el niño, el trabajo, etcétera), será mucho mejor disfrutarle, amarle, dignificarle o respetarle cotidianamente. Evite ser víctima de la maquinaria del consumo masivo, compre y lea libros cuando le venga en gana.
Es cada vez más común entrar a las librerías y hallar una saturación de ostentosa publicidad que evidencia la carencia de virtudes de las que gozan los buenos libros, que jamás necesitarán venderse como bolsas de papas, agua negra o político en campaña.
Recorra las librerías de viejo, huela su añejamiento, la solera que el tiempo le ha conferido como a un anciano reposando su experiencia. Conocerá autores, redescubrirá pasiones e intereses, hallará títulos que creía imposibles de adquirir.
Visite las bibliotecas públicas (cada vez más saturadas de adolescentes que poco o nada leen, pero que ocupan las mesas para conectar sus laptops y oír estridente música) y rescate del olvido a ese volúmen que, veterano, espera a compartir con usted sus palabras.
Lea, lea, lea... y apague su televisor.
P.S.: En México hay una librería por cada 200 mil habitantes, y en promedio se lee medio libro al año (que predominantemente es superación personal o narrativa industrializada-comercial).

9 comentarios:

  1. Un gran amigo que nos enseña, nos instruye, nos divierte, nos regresa en el tiempo, y gracias a él podemos conocer a infinidad de personas...el límite es nuestra curiosidad por el conocimiento. Puede despertar pasiones, nos enriquece...pero sobre todo nos aporta algo de humanidad...

    ... Lo único que pienso que podría aprovecharse de ese día, son los descuentos...y aún así el detalle es insignificante.

    ResponderEliminar
  2. Así era antaño, pero ahora con la nueva ley del precio único, los libros que no sean "novedad" no gozarán de descuentos, ni modo... a precio único. Pero lo importante es leer, incluso no es necesario comprar, por algo están las librerías de viejo, ...o las fotocopiadoras (ssshhhhhhhh......)

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Doctor, comparto al millón por ciento sus ideas vertidas en este correo, sólo que no podemos olvidarnos del sistema, (perdoneme que sea tan testarudo), que promueve libros y títulos bastante chafas o ultrarrequetecontraderechistas que en nada abonan la de por sí esteril tierra de la lectura buena, fina, con ideas realmente interesantes, amén de las "propuestas" televisivas que promueven cosas sin valor, vacias y sin fundamentos valiosos, como por ejemplo, la destitución de Arellano de las chivas, ó el "clásico",--¿según quién?--, ¿por favor? ¿que no hay material y materia gris para hablar de otras cosas que no sean patrañas y más patrañas?, reza el dicho que: "los mexicanos tenemos la televisión que nos merecemos", y, --agregaria--, el gobierno que queremos, ¿será Doctor?, en fin, este país necesita un cambio extra urgente que modifique el sistema de raíz que trastoque sus ideas y fundamentos desde sus mismísimas entrañas, con o sin revolución social. Saludos Doctor.

    ResponderEliminar
  4. Así es Cristóbal, pero ese cambio que mencionas, y en el cual estoy de
    acuerdo, no va a venir de la nada, debe irse construyendo, rompiendo
    barreras institucionales, lastres arraigados en nuestra misma forma de
    ser, de otra forma, seguiremos reproduciendo esas limitaciones y
    agudizando sus efectos nefastos.

    ResponderEliminar
  5. El problema real Doctor, radica en donde empezar a romper esas cadenas que nos atan al sistema capitalista, ¿acabando con las instituciones, conservandolas o modificandolas? y si es esta última manera hay que adentrarse y ser parte de las mismas para que desde sus mismísimas entrañas pueda venir el cambio, ó ingresando algún partido político para para dar el primer paso, y al igual que en las instituciones, comenzar a carcomer el aparato represor, sin embargo, esto conlleva una ardua tarea epopeyica por que los cambios no se darán de la noche a la mañana, ni mucho menos de forma tersa, sino que será una lucha encarnada contra quienes quieren y les beneficia que sea perene el sistema, finalmente Doctor ese cambio tal ves no lo veamos siquiera, pero podemos ser los iniciadores del mismo.Saludos Doctor.

    ResponderEliminar
  6. Coincido en gran parte contigo, Cirtobal, el asunto es que ese cambio debe irse comstruyendo de continuo, y sin falsas esperanzas de recoger los frutos de inmediato. Es más, con la conciencia de que muy seguramente ni veríamos los frutos más incipientes. Pero de no romper la trayectoria de mediocridad y descomposición, no hay viabilidad futura a nuestro país, y se llevará en sus falencias, a las siguientes generaciones, incluyendo tristemente a tu hija y a mi sobrina.

    ResponderEliminar
  7. Hola, el mensaje que escribiste acerca de los libros me parece muy lindo porque además de invitar a la reflexión para realizar una lectura con conciencia, muestra el amor y la gratitud de un eterno amante de los libros. Los consejos que en el texto aparecen son concretos y muy prácticos para no dejarse llevar por la euforia que genera la publicidad malintencionada. Gracias por la reflexión y aporto mi granito de arena con esta frase que alguna vez leí en un libro de George Orwell “[…] los mejores libros son los que nos dicen lo que ya sabemos.”

    Saludos. Gaby Serrano.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Gabriela, buena frase.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Seguidores

Buscar este blog